VÁYASE, SR. ZAPATERO, VÁYASE

volver al índice

29 de febrero de 2010


España es un gran país, con un potencial de riqueza extraordinario, que radica en su tierra, y en su gente llena de talento, ingenio y arte, con ganas de trabajar, desarrollarse y prosperar, ciudadanos fuertes que siempre han sabido crecerse ante las adversidades. Ejemplo de ello es la fortaleza que están demostrando los españoles ante la crisis que estamos viviendo, quienes han decidido saltar del barco que dirige el gobierno socialista, y hacerse sus propias Arcas, más seguras y resistentes, intentando dirigirla hacia aguas seguras, tomando caminos más propios para salir de los remolinos.

Y es que el patrón del barco, llamado Zapatero está absorto mirando las grandes olas que llegan, mientras escucha los violines del Titanic, sin saber reaccionar, más preocupado de la pose en sus discursos, de sus modulaciones de voz, de conseguir fotos con otros líderes, y de sus frases bonitas, que de salvar a sus pasajeros.

El problema quizá radique, en que se gusta tanto, está tan contento de haberse conocido, que carece de la humildad necesaria para reconocer sus errores, Zapatero gobierna para sí mismo, simplemente para decir que un día fue Presidente del Gobierno de España, porque queda bien, no porque tenga vocación de servicio, porque si la tuviera, se arremangaría y estaría trabajando a destajo como lo hacen los españoles que aun tienen trabajo, para salir adelante. Y es que Zapatero hace las cosas, sólo para su satisfacción personal, y para vanagloria de su propio ego, no porque obedezca a una política seria y estudiada en pro de España, sino porque se considera un gurú de la política, tanto mundial como nacional, un ideólogo que se atreve a dar recetas a Europa de cómo salir de la crisis y que ha sido el hazme reír de la Unión Europea o como su cínica asistencia "laica-apostólica" al Desayuno de Oración, osando a leer la Biblia, cuando es un detractor de la Iglesia en España.

El cabeza o cabezas de familia, cuando su economía está en crisis, recortan gastos, ahorran y articulan medidas para flexibilizar su economía, en cambio esto que es tan lógico y que están haciendo los españoles, porque se han dado cuenta de la situación tan grave en la que estamos, es lo que no es capaz de hacer el Gobierno socialista, preocupado de otras cuestiones que no son prioritarias en este momento, dando palos de ciego, habiendo tenido que intervenir hasta el mismísimo Rey.

Y el por qué de este desgobierno de Zapatero, lo podemos encontrar en una de esas frase que dan que pensar no por que sea grandilocuente, sino porque uno después de escucharla no da crédito a dicha insolencia: "La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento". Esto es lo mismo que decir, que "estamos de paso, que más da lo que pase". Al idílico Sr. Zapatero habría que decirle que los españoles no quieren frases poéticas que quedan bien en un papel que lo aguanta todo, porque para eso están los libros de poesía, quieren soluciones y realidad, porque la tierra no es del viento, es de las personas, de los que vivieron ayer que la trabajaron y gracias a ellos nosotros la disfrutamos, y es de los que vivimos hoy que la intentamos mejorar, y será de los que vivan mañana, el viento pasa, pero la tierra y las personas no, por eso las políticas tienen que ser resistentes y se debe gobernar teniendo en cuenta el presente y el futuro, lo que no ha tenido en cuenta el Sr. Zapatero, que hace políticas débiles que se las lleva el viento, y es que como sigamos así, efectivamente la tierra de España será del viento, porque el viento de la crisis intentará arrasar con ella.

Aunque hay que ser justos y reconocerle a cada cual lo suyo, y hay que reconocer que el Gobierno socialista ha conseguido cosas complicadas, como que hoy los españoles ya sean más pobres de lo que eran en 2004 y todo indica que en 2010 continuará esta tendencia al empobrecimiento, y ha conseguido que en 2009 cada español haya tenido de media casi 150 euros menos de capacidad de compra, que durante el último año del Gobierno de Aznar, ha conseguido también que hayan regresado los números rojos a las cuentas públicas, y no lo han hecho de cualquier manera, sino de seis puntos en seis puntos del PIB, y ha conseguido, entre frase idílica y foto, que España tenga una tasa de paro que es el doble que la de la eurozona o la UE, tres veces la alemana o cinco la holandesa. Según Eurostat, roza ya el 20%.

Zapatero, es el ideólogo de cómo hundir un país en el menor tiempo posible, y como dijo Aznar hace unos días,"nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo."

volver al índice