volver al índice


31 de marzo de 2016

DOS VIAS MUERTAS...

Tras el paseo-reunión que han mantenido, entre cámaras y fotógrafos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el líder de Podemos ha abogado por la vía 161 diputados, para un Gobierno en España: es decir una coalición a la valenciana (paella radical) entre el partido socialista, el pablismo-leninismo y la izquierda comunista, favorecida por la abstención activa de los independentistas. ¿Qué traería a España esta fórmula de (in)gobernabilidad?:

Por su parte, Pedro Sánchez, en su afán voluntarista por mantener el protagonismo político, ha defendido una inaudita vía 199, es decir, un Gobierno tripartito entre el partido socialista, Ciudadanos y Podemos; una vía que nace muerta en la medida en que dos de sus integrantes se han reafirmado en su mutua autoexclusión. En todo caso, ¿qué consecuencias traería esta fórmula imaginaria de Gobierno?:

...Y UN CAMINO DE FUTURO: UN GOBIERNO CON 253 DIPUTADOS

Frente a estas dos fórmulas de (des)gobierno, el Partido Popular va a seguir trabajando por un Gobierno amplio, verdaderamente transversal, sostenido por una mayoría parlamentaria de 253 diputados en el Congreso y la mayoría absoluta en el Senado, unido en los grandes consensos y capaz de forjar reformas duraderas por el futuro de España. ¿Qué traería este Gobierno, este verdadero cambio para nuestro país?:

7,3 millones de españoles dieron su confianza a Mariano Rajoy, el vencedor de las elecciones. Todos ellos, y muchos más, incluidos votantes del PSOE y de otras fuerzas políticas que creen en una democracia no excluyente ni sectaria, merecen el respeto de Pedro Sánchez, el que él mismo les niega cada día. Está en una deriva radical e incoherente. Y ni siquiera suma.

volver al índice