volver al índice



Fuente "larazon.es" - 19 de febrero de 2012

Con los 250,6 millones que recibieron de subvención el pasado ejercicio se podrían construir 4 prisiones con capacidad para 1.000 reclusos, 55 colegios con una capacidad para 450 alumnos o 41 kilómetros de autovías.

Con los 250,6 millones que recibieron de subvención el pasado ejercicio se podrían pagar durante un año las nóminas de 11.904 agentes de la Policía Nacional o 30.421 pensiones de jubilación para mayores de 65 años sin cónyuges a cargo.

La cifra de liberados sindicales en España es un misterio sin resolver, que lo propios sindicatos tratan encubrir. La CEOE en un informe reciente cifraba en 290.828 los delegados de personal o representantes de los trabajadores en empresas, a los que habría que añadir 42.944 delegados de la Administración (unos 130.000 de CC OO, 125.000 de UGT y los otros 80.000 del resto de centrales). Lo que nos conduce a un ratio de 1 delegado por cada 33 trabajadores, dedicando casi 60 millones de horas a la actividad sindical.

Todos los delegados laborales tienen derecho a horas mensuales (generalmente, entre 15 y 20 horas al mes) en las que se les libera de su actividad laboral ordinaria para ejercer las actividades contempladas por la Constitución y la Ley Orgánica de Libertad Sindical. Estas horas son acumulables y transferibles, de tal manera que los miembros de un comité de empresa pueden legar todas sus horas para que uno de ellos quede liberado y se dedique en exclusiva a ejercer actividades sindicales.

La CEOE estima que el coste anual salarial de los 4.127 sindicalistas liberados en el sector privado asciende a 250 millones de euros. De extrapolar estas cifras al número real de liberados que las propias centrales reconocen extraoficialmente, el coste podría llegar a los 500 millones. Eso, sin contar los contratos de alta dirección con los que algunos sindicalistas han sido recompensados en años precedentes.

Por otro lado, hay que considerar las subvenciones de la administración, donde sólo en los pasados cuatro años, la administración central les ha concedido 1.056,7 millones de euros, que han ido a parar de forma mayoritaria a las arcas de las dos grandes centrales, CC OO y UGT.

Sólo con los 250,6 millones que recibieron el pasado ejercicio se podrían construir cuatro prisiones con capacidad para 1.000 reclusos. También servirían para construir 55 colegios con una capacidad para 450 alumnos o 41 kilómetros de autovías. Y si de arreglar salarios y subsidios se tratase, alcanzarían para pagar las nóminas de 11.904 agentes de la Policía Nacional o de la Guardia Civil durante un año o 30.421 pensiones de jubilación para mayores de 65 años sin cónyuges a cargo en un ejercicio.


volver al índice