volver al índice


El Mundo - 28 de junio de 2012



El ayuntamiento, gobernado por IU, alega razones de disponibilidad económica.

El ayuntamiento confía en abonar el 30% restante el mes próximo; los sindicatos piden la dimisión de dos concejales.

Los sindicatos han solicitado autorización para manifestarse, pero el ayuntamiento se lo ha denegado. Para la huelga general si nos la dieros sin problemas.

El Ayuntamiento de Rivas, gobernado por José Masa (IU), anuncio ayer a sus mil empleados municipales que no tiene dinero para pagar toda la nómina del mes de junio. En la carta que llegó a los sindicatos, a cuatro días para cobrarla, decía lo siguiente: "Os comunicamos que por razones de disponibilidad económica, la nómina del mes de junio se abonará en un 70% de su importe total. Confiamos que el 30% restante pueda abonarse a lo largo del mes próximo.

El Consistorio alude problemas de liquidez, pero lo cierto es que la noticia ha caído como una bomba entre los empleados municipales. Tras recibir este comunicado la Junta de Personal y el Comité de Empresa, donde están representados CCOO, CGT, CPPM, CSI-F y UGT, pidieron la dimisión del Concejal Delegado de Recursos Humanos, Marcos Sanz, del Concejal de Hacienda, Desarrollo Económico, Empleo y Formación, Ana María Reboiro, del Director del área de Economía y Organización, Ernesto Martínez, del Director de Recursos Humanos, Andrés Couso y la Coordinadora del Area de Economía. Después de recibir la noticia un centenar de trabajadores decidió manifestarse por el Consistorio.

"Un asunto tan grave como recortar la nómina unos días antes del cobro habitual, demuestra la incapacidad para gestionar la crisis, la economía municipal y la negociación colectiva", denuncio un portavoz del Comité de Empresa. También denunció la falta de sensibilidad y el desprecio mostrado a los trabajadores al comunicarles el fraccionamiento de sus nóminas con unas tristes líneas en la intranet municipal.

Los empleados municipales aseguran que no pueden ser los que corran con la culpa de toda esta mala gestión y el recorte del 30% en la próxima nómina así lo evidencia. "Entendemos que la situación a la que se ha llegado en el Ayuntamiento de Rivas no es fruto de los últimos tiempos y que esto viene de lejos, de una mala gestión mantenida en el tiempo".

El Ayuntamiento de Rivas ya aprobó hace dos meses un plan de ajuste que contemplaba una reducción de sueldo a todos los funcionarios y varios despidos en la empresa municipal de servicios.

Las cinco organizaciones sindicales denuncian que las negociaciones del convenio colectivo se encuentran actualmente bloqueadas ya que los interlocutores del Ayuntamiento son incapaces de avanzar en lo más mínimo, debido a su tozudez, obstinación y soberbia. Denuncian numerosos retrasos en los pagos de algunos conceptos de la nómina, así como la falta de cumplimiento con las ayudas sociales de 2010. Hay incongruencias en las el que este Ayuntamiento es viable, y otras veces que no saben de dónde sacar el dinero, siendo incapaz de hacer frente a sus obligaciones salariales.

Jesús González, portavoz del Partido Popular, señalo que "se ha llegado a esta situación por el oscurantismo del ayuntamiento y la sordera del alcalde que no ha querido escuchar a la oposición y a los sindicaros. Les dimos muchas opciones para recortar gastos". El Partido Popular denunció recientemente el pago del ayuntamiento de una fiesta en favor de la escuela pública.


volver al índice