volver al índice


Fuente: La Razon - 11 de junio de 2012


El líder del PSM solicita a la Asamblea un anticipo de 60.000 euros para pagar a los asesores de su Grupo Parlamentario.

La liquidez escasea en las arcas del Partido Socialista de Madrid (PSM), cuyas dificultades para pagar las nóminas de los empleados del partido han dado ya serios quebraderos de cabeza a la dirección del partido. Recordemos que recientemente los trabajadores del PSM se quejaron por no cobrar desde febrero.

Ahora los números rojos del PSM han teñido también las cuentas del grupo parlamentario liderado por Tomás Gómez, quien el pasado jueves decidió dar un paso adelante y "solicitar un rescate". Según informa "La Razon", en un documento remitido a la Mesa de la Asamblea regional el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, solicita el ingreso de 60.000 euros en la cuenta corriente de los diputados socialistas. Un crédito que será descontado del monto total de la subvención anual a la que los parlamentarios socialistas tienen derecho, y será empleado, según el documento firmado por Gómez de su puño y letra, para subsanar problemas puntuales de tesorería.

Los socialistas llevan intentado desde los últimos días del mes pasado solicitar este particular crédito porque, aunque sus diputados tienen garantizadas las 14 pagas que les ingresa puntualmente la Asamblea, el resto de empleados del grupo dependen de la asignación anual a cada partido representado en la Cámara de Vallecas. Asesores, técnicos, personal administrativo... en definitiva empleados de los socialistas que ahora podrían, según fuentes parlamentarias, tener serios problemas para cobrar a fin de mes.

"Los ciudadanos están cansados de que siempre hay dinero para rescatar a los bancos, pero nunca hay dinero para rescatar a los ciudadanos", aseguró ayer Gómez sobre el préstamo que Europa ha concedido a la banca española este fin de semana. "Haz lo que yo te digo, pero no lo que yo hago", es el refrán que parece aplicarse el líder socialista a tenor de los datos.

Deudas millonarias

Un acuerdo de la Mesa de la Diputación Permanente de la Asamblea del 11 de julio de 2011 estableció que los pagos de los presupuestos asignados a cada grupo político se realizarían semestralmente, de forma que el primer plazo se ingresó en la primera semana del ejercicio económico y la segunda (sobre la que los socialistas solicitan un adelanto) en la primera semana del segundo semestre. Además, el Partido Socialista de Madrid cobró a finales de abril la partida correspondiente a la asignación electoral para esta legislatura.

Fuentes del Grupo Parlamentario Socialista se preguntaban ayer dónde han ido a parar los fondos que se ingresaron a principios de año y recordaron que, a pesar de que despidió a nueve trabajadores del PSM (que la Justicia le obligó a readmitir el pasado enero), a Gómez no le ha temblado el pulso a la hora de hacer hueco en la Asamblea a su ex número dos, Trinidad Rollán, o para contratar más personal para su gabinete de imagen y comunicación.

A mediados de abril, cuando los 51 empleados del PSM no habían cobrado aún sus nóminas, Gómez (que empeñó las retribuciones del partido tras pedir un préstamo de un millón de euros) culpó a la Consejería de Economía de sus estrecheces económicas. Ahora, que ya ha cobrado, sigue pidiendo adelantos. ¿Qué va a explicar esta vez?, se preguntaba ayer un mediático diputado socialista.


volver al índice