volver al índice



1 de marzo de 2014



El Consejo de Gobierno adjudicó hoy por casi 4,4 millones de euros el contrato de comunicaciones, control y señalización ferroviaria

Tras concluir la obra civil, sólo quedan las instalaciones, el montaje de la vía y la arquitectura para terminar las obras

En abril empezarán a instalarse las vías de este nuevo tramo de 1,4 kilómetros hasta la estación de la calle Costa Brava

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado adjudicar por casi 4,4 millones de euros el último contrato necesario para concluir las obras de ampliación de la línea 9 de Metro de Madrid a Mirasierra, que se ha ejecutado en dos fases. Se trata del contrato de comunicaciones, control y señalización ferroviaria de este nuevo tramo de 1,4 kilómetros que conectará la actual estación de Mirasierra, puesta en servicio en 2011, con la nueva estación de la calle Costa Brava, actualmente en construcción.

El consejero de Presidencia y Portavoz del Gobierno, Salvador Victoria, explicó hoy que los trabajos se encuentran muy avanzados, con lo que la nueva infraestructura podrá entrar en servicio en la fecha prevista, abril de 2015. En concreto, destacó que ya ha finalizado la obra civil y sólo quedan para concluir las obras las instalaciones, la arquitectura y el montaje de vía en los túneles, que está previsto que comience en abril.

Respecto al contrato adjudicado hoy, Victoria explicó que incluye la instalación de todos los sistemas que permiten las comunicaciones con tren y estación desde los Puestos de Mando y entre sí, y todos los sistemas de Control y Telemando de instalaciones y cuartos técnicos de estación y túnel.

Entre ellos se encuentran, por ejemplo, las redes multiservicio locales y de línea; los sistemas de Telecomunicaciones, como WIFI, Radiotelefonía, Telefonía automática y selectiva; los sistemas de información al viajero, la megafonía, la interfonía, el sistema de Control de Estaciones, las balizas anunciadoras o el circuito cerrado de televisión.

Señalización ferroviaria

También incluye las instalaciones de señalización ferroviaria, entre ellas el equipamiento en vía (señales, motores de aparatos de vía, juntas inductivas) y de un enclavamiento electrónico auxiliar en la nueva estación, que controle y gestione los circuitos de vía, distancias y velocidades de protección y conducción automática, para la circulación segura de los trenes, así como la adaptación del software y hardware existentes en la línea y adaptación de las memorias de línea existentes para la incorporación del nuevo tramo.

Una vez que finalice la construcción de este nuevo tramo, se unirá al que ya se puso en servicio hace tres años, de 1,5 kilómetros, que conectó Herrera Oria con la estación de Mirasierra. Esta nueva estación será parte integrante de un futuro intercambiador de transportes que conectará con las líneas C3, C7 y C8 de la Red de Cercanías que construirá el Ministerio de Fomento.

La inversión total de este proyecto ha alcanzado los 191 millones de euros y beneficiará a los más de 50.000 vecinos de los barrios de Mirasierra, Montecarmelo y Arroyo del Fresno. En la actualidad, la línea 9 es una de las más largas de la red, con 38 kilómetros y 26 estaciones entre Mirasierra y Arganda del Rey, y recorre la ciudad de norte a sur.


volver al índice