LOS CUENTOS DE LA LECHERA DEL GOBIERNO SOCIALISTA

volver al índice

18 de febrero de 2010


La Historia nunca hay que olvidarla, para no volver a caer en sus mismos errores, de ahí que sea tan importante de vez en cuando tirar de archivos, y a la vez valorar y analizar las consecuencias de ciertos actos.

Por eso después de dos años y dado el panorama en el que nos encontramos, hay que ver si el contrato que los españoles firmaron con el gobierno socialista se está cumpliendo o por el contrario de manera unilateral se está contraviniendo.

Y es que los hechos nos alertan que el gobierno socialista se presentó con un programa irreal que evidentemente ahora no pude cumplir, sólo para ganar las elecciones, ocultando la crisis que se avecinaba, o lo que sería peor sin haberse dado cuenta de ella.

Así el gobierno socialista, en el 2008, contó el cuento de la lechera, y entre otras afirmaciones dijo:

  • Negó la crisis, "La crisis es una falacia, puro catastrofismo. Vamos a seguir creando puestos de trabajo y teniendo superávit", llegando a llamar antipatriotas y demagogos a quienes avisaban de la crisis como el Partido Popular, y manifestó que estábamos en la "Champions League de la economía mundial". En cambio el Sr. Zapatero en estos días ha llegado a decir que él en ningún momento engañó sobre la gravedad de la crisis, la cual es un HECHO, que no hace falta ya demostrar.

  • Y en cuanto al empleo dijo que "La próxima legislatura lograremos pleno empleo en España. No lo quiero coyuntura lo quiero definitivo".Eso lo dijo con una tasa de paro entre el 8% y el 9% heredado del Gobierno de Aznar, hoy la cifra de desempleo ronda el 20%, cuatro millones de españoles están sin trabajo.

España será la única de las grandes economías europeas cuyo PIB se reducirá en 2010. La tasa de paro se acerca ya al 20% de la población activa y entre los menores de 24 años está por encima del 40%.

Recientemente Roberto Mangabeira Unger, ex ministro de Asuntos Estratégicos de Brasil, profesor del Presidente Obama, y todo un referente en Harvard y una de las mentes y de las plumas más lúcidas del panorama económico mundial, también se ha pronunciado al igual que otras personalidades sobre la preocupante situación económica de España y su futuro, llegando a decir que "Quienes ocupan el poder harán de España un pequeño país."

Y es que la mala gestión del Gobierno socialista se ha hecho eco en el panorama internacional, y se ha convertido en un claro ejemplo de qué es lo que no hay que hacer, para gestionar correctamente una crisis.

Así la única medida que hasta la fecha ha puesto en marcha el Gobierno socialista, ha sido El Plan E, un claro ejemplo de política chapuza, para tapar parches temporalmente y que además se está convirtiendo no en una solución sino en un lastre para los Ayuntamientos, ya que existe un retraso escandaloso por parte del Gobierno de la Nación a la hora de pagar las obras del Plan E. El Sr. Rodríguez Zapatero está obligando a los Ayuntamientos a endeudarse para hacer frente al adelanto del 30% del Plan E del año anterior y del 15% en el Plan de 2010. Además, el Gobierno socialista ha reducido a la mitad las transferencias destinadas al gasto corriente municipal para destinarlo al Plan E. Hecha la Ley hecha la trampa. Y además el problema es que el Plan E viene condicionado porque permite emplear sólo un 20% al gasto corriente destinado a servicios educativos y sociales. Esto es la ruina para los Ayuntamientos, que han resultado ser quienes pagan el Plan con el que el Sr. Zapatero se hace tanta propaganda.

El Sr. Rodríguez Zapatero, vendió un mundo idílico, donde todo con él sería de color de rosa, vendía un mundo perfecto, sin crisis, sin problemas, sin contratiempos. Hay que recordar además, que cuando Zapatero esta en la oposición hacía una crítica feroz a la política de Defensa del gobierno de Aznar, que se basaba en la cooperación y en la ayuda internacional, y hoy en cambio el "pacifista Zapatero" ha convertido a España en la octava potencia mundial en exportación de armas a regímenes tan pacíficos y democráticos como Irán, China, Cuba o Venezuela.

Los cuentos, cuentos son y a quien los cuentan los llaman cuentistas

volver al índice