volver al índice


Fuente: El Mundo - 27 de Noviembre de 2013

UGT endosó a la Junta el 85% de los gastos, incluido el alquiler de un piano, y camufló gran parte con conceptos falsos como cursos de formación

El sindicato cargó a la Junta casi todo el coste del congreso de los 700 maletines, comidas, alquiler del recinto, decoración, audio... Todo lo pagó el contribuyent

El Partido Popular lamenta el profundo descrédito en el que se ve sumida UGT

Los 700 maletines de piel falsificados en Asia por petición expresa de UGT Andalucía, y los 1.000 bolígrafos de Francis Montesinos, regalados a los delegados, no son los únicos gastos que financió la Junta de Andalucía en el IX Congreso Regional celebrado en 2009. También costeó el grueso del más de medio millón de euros al que se elevó el coste final de la cita sindical. UGT-Andalucía cargó a subvenciones de la Junta desde la comida de los delegados hasta el alquiler del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla Fibes, donde salió reelegido el ex secretario general Manuel Pastrana, pasando por toda la parafernalia congresual o el soporte audiovisual del evento. El sindicato no pagó con fondos propios estos servicios, como corrobora el material contable de UGT-A al que ha tenido acceso EL MUNDO.

El coste de las comidas ascendió a 74.571,48 euros y se endosó a tres ayudas autonómicas: prevención de riesgos laborales, cooperación y organización sindical.

Tanto los falsos maletines copiados a la firma Salvador Bachiller, como los bolígrafos de marca, en buena parte pagados con una ayuda autonómica destinada a la defensa legal gratuita de las mujeres discriminadas en su puesto de trabajo por razón de sexo.

El coste del diseño del congreso (142.549,32 euros) se justificó a través del Forman XXI, el programa para la formación profesional de desempleados que también sirvió para pagar los mupis (3.289 euros) y los gastos de vídeo (15.498,18

El IX Congreso de UGT-Andalucía generó bastantes gastos de imprenta. Por ejemplo, hay una facturación que asciende a 28.172,80 euros. La mayor parte (22.656,40) se justificó con cargo a dos ayudas: una para la difusión del mercado de trabajo y otra destinada a personas mayores.

La suma del IX Congreso de UGT-A asumida voluntaria o involuntariamente por la Junta de Andalucía asciende en números redondos a 475.000 euros, lo que representa el 85% del elevó hasta los 563.019,14 euros. No obstante, conviene no descartar que pueda haber algunos gastos extra que fueran repercutidos también a la Administración Andaluza: desde el seguro (324,82 euros) hasta el hotel para los delegados (67.898,42 euros en total, de los que 57.256,80 fueron a parar al Hotel Sevilla Congresos, 7.616.20 al San Pablo y 3.025,43 al Vértice, los tres más cercanos a Fibes), pasando por el servicio de seguridad (1.360).

Y es que EL MUNDO ha podido comprobar que algunos de los gastos contemplados como "pendiente" en la tabla de contabilidad de UGT tampoco fueron asumidos por el sindicato. El caso más pintoresco es una factura de la firma sevillana Silva Donaire por el "alquiler, transporte, carga, descarga, montaje, desmontaje, banqueta y afinación de un piano", modelo C3 de la marca Yamaha, que ascendió a 626,40 euros. Con dicho instrumento musical se habría ofrecido el 9 de septiembre de 2009 un concierto inaugural a los asistentes al congreso, cuyo lema fue Unión, Acción y Trabajo y que se convocó entre los días 10 y 12.

Se cargaron igualmente a la Junta de Andalucía cinco walkietalkies de la marca Kenwood, por un importe de 295,80 euros. Ni siquiera eso pagó UGT-A con sus fondos.


volver al índice