volver al índice

Por fin hemos descubierto el Plan L. Estábamos intrigados y ansiosos por conocer las propuestas de Jaime. Nos esperábamos algo importante y así ha sido, algo grandioso, espectacular, algo que al ciudadano de a pie le hará reconciliarse con la clase política. Algo que sin duda movilizará a los electores a acudir a las urnas y, tras depositar su voto, decirse a sí mismos, ahora sé para qué sirve la Democracia. Por fin Jaime, candidato socialista a la alcaldía de Madrid, nos ha revelado sus planes para la ciudad: conseguir que más de tres millones de habitantes de la ciudad de Madrid sepan pronunciar Lissavetzky. Nos han enseñado sus amigos L-I-S-S-A-V-E-T-Z-K-Y. Creíamos que solo Tomás iba a hacer propuestas interesantes para los ciudadanos como crear más bancos públicos, pero no, Jaime también tiene propuestas: enseñar a personas adultas a deletrear su nombre. Seguramente Zapatero se inventará una nueva norma para que las estadísticas no recojan como parados a aquellos que se afanen en deletrear el nombre del candidato socialista.

Además de sus amigos, Jaime tiene otras propuestas. Sin ir más lejos, durante una visita a uno de los tramos de Madrid Río, desveló que si se convierte en alcalde impulsará un Plan C o Plan Capital, que se desarrollaría dentro de la Ley de Capitalidad y debería contar con el acuerdo de las tres Administraciones implicadas: estatal, autonómica y local. ¿En qué consistirá exactamente el Plan C?...según la detallada explicación en crear empleo y fomentar los programas sociales y el reequilibrio territorial. Un Secretario de Estado del gobierno Zapatero, que será recordado por los niveles de paro que nunca antes España había conocido, dice que su programa se basa en crear empleo, lo que demuestra que al igual que Tomás, Jaime cree que las políticas de Zapatero para España son las que convienen a la ciudad de Madrid.

En cuanto al equilibrio territorial y su querencia por ser "el Alcalde de todos los barrios", se intenta seguir convenciendo a la ciudadanía con aquello de que el Partido Popular es el partido de los desequilibrios y de los ricos. Nunca ningún partido, ninguna administración había realizado un reparto tan equilibrado de la inversión, que se ha ejecutado donde hacía falta, no donde convenía a los intereses partidistas de algunos. Nunca el Norte y el Sur, el Este y el Oeste estuvieron tan hermanados.

Hace tiempo que sabemos que los programas electorales del partido socialista solo contienen la doctrina Goebbeliana de que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad. Por eso, sabiendo que nadie se cree una frase en la que las expresiones "crear empleo" y "PSOE" vayan juntas, solo pueden usar una técnica: hacer repetir a los ciudadanos mil veces L-I-S-S-A-V-E-T-Z-K-Y. Solo así podrán convertir una mentira en una falsa verdad.


volver al índice