volver al índice


Fuente: ABC 28 de febrero de 2016

Los okupas de "La Traba" reabrieron ayer su nuevo espacio, el usurpado cine Candilejas, en la plaza de Luca de Tena, 7 (Arganzuela). Mimados por el Gobierno municipal de Ahora Madrid (sobre todo, por la concejal del distrito y exokupa, Rommy Arce), han estado un año y medio sin local, tras el derribo en verano de 2014 del lugar donde llevaban siete años, en Batalla de Belchite, 17.

Ayer volvieron con toda su artillería: fotografías del delincuente "Alfon", pegatinas de las BAF (Brigadas Antifascistas), de los Bukaneros y proclamas anarquistas.

Para la inauguración contaron con dos platos fuertes: un concierto ilegal (como todos los que se ofrecen en casas okupas) y una charla del Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA), aquel al que, junto a los miembros de "La Traba", el Ayuntamiento de Carmena va a entregar parte del edificio del antiguo Mercado de Legazpi, para su gestión. Así, estos okupas tendrán dos espacios para su uso y disfrute: la nueva Traba y el que iba a ser el nuevo mercado de frutas que proyectó el Gobierno de Ana Botella (PP).

Se da la circunstancia de que, hasta su derribo en 2014, la anterior La Traba era el punto donde se fraguaron las manifestaciones ilegales en torno al Congreso de los Diputados. Su gerente era vocal vecino del distrito por Ahora Madrid hasta que hace una semana se vio implicado en un incidente con la Policía.

Además, por "La Traba" han pasado los grupos más radicales de izquierdas, desde los Bukaneros a la Coordinadora 25-S, que, según fuentes policiales, agrupaba a Izquierda Castellana y grupos pro-etarras.


volver al índice