LA "SOCIAL- istas" SUBIDAS DEL IVA: Solchaga, Solbes y ahora Salgado

16 de abril de 2010

volver al índice




¿Donde quedó aquella frase de Zapatero pronunciada durante las últimas elecciones generales, a voz en grito de "¡No subiré los impuestos!", un olvido más u otra mentira?, y es que no es la primera vez que el Sr. Zapatero dice "digo donde dijo Diego", recientemente tuvo otro, llamémosle "lapsus" cuando un periodista le preguntó sobre si tenía plan de pensiones, en ese momento dijo que tenía uno, pero al parecer tiene tres ¿se olvidó o mintió?, ambas cosas son igual de preocupantes viniendo de un Presidente de un país, y dice muy poco de la persona que nos está gobernando.

Las cabezas pensantes del Gobierno socialista que nos desgobiernan, han anunciado, echémonos a temblar, una nueva medida para hacer frente a la crisis: SUBIR EL IVA. Una medida que denota una ignorancia y un desconocimiento absoluto no sólo del arte de gobernar, sino una absoluta falta de preparación por parte del gobierno en política económica. La subida del IVA es una medida antisocial, y de castigo a los españoles, que supondrá una losa para la recuperación económica perjudicando sobremanera el consumo.

El Gobierno socialista se justifica manifestando que la situación económica lo exige, pero la única explicación hay que buscarla en que la subida del IVA obedece a la desastrosa gestión de la política económica del Gobierno, que ha perdido el control de las finanzas públicas, y gasta el doble de lo que ingresa. Con otra política económica no habría sido necesario subir los impuestos. Además en contra de lo que alega el Gobierno, el IVA es el impuesto que más distorsiona a la actividad económica, ya que altera los precios relativos de los bienes y servicios, y por lo tanto influye en las decisiones de consumo e inversión. Además es el impuesto más regresivo, ya que afecta proporcionalmente más a las rentas más bajas. Si el Gobierno socialista hubiera sido responsable, y no se hubiera dedicado a vender humo, habría admitido la existencia de crisis, y no habría reaccionado tarde y mal. Por poner un ejemplo, el Informe de la CE sobre la situación económica de las economías del Euro del mes de Octubre de 2009, decía textualmente "en el caso de algunos países como ESPAñA, los advertencias continuadas lanzadas por la Comisión sobre la acumulación de desequilibrios, no fueron escuchadas, en un momento en que la situación económica era favorable para corregirlos. Ahora, la crisis está forzando el ajuste de la balanza exterior de la forma más severa posible: el colapso de la demanda doméstica y el aumento del desempleo."

El miércoles 17 de marzo Zapatero defendió la subida del IVA en el Congreso como medida estrella para salir de la crisis, así a partir del 1 de julio de este año pasaremos del 16% al 18% y del 7% al 8%, en el tipo reducido, por lo que el incremento del IVA supondrá un aumento de 42,92 euros en los alimentos y en las bebidas no alcohólicas, que pasarán al tipo impositivo del 8 por ciento, y en los artículos de vestir y de calzado se encarecerán hasta el punto de que cada madrileño pagará de media 36,13 euros más por estos productos, cuyo tipo impositivo pasará al 18 por ciento.

Esta es una medida que sorprendentemente desaconsejaba el ex vicepresidente económico Pedro Solbes, hace tan sólo un año, por el impacto negativo que tendría en la economía: "…tendría impacto en términos de reducción del consumo privado, tendría impacto en término de precios, y si tiene impacto en término de precios también, termina teniendo impacto en los salarios…". Solbes también recordó hace poco, que cuando el gobierno socialista tomó esta medida en el pasado, en concreto en el año 1994, el resultado no fue el esperado, y en el año 1995 subió la inflación y se produjo una caída de la actividad y de la recaudación por IVA e IRPF en relación a las estimaciones del Gobierno de casi 1.000 millones de euros menos, en el IVA y 1.141 millones menos por IRPF, en total el estado recaudó 1470 millones de euros menos de lo previsto.

Y es que lo de subir los impuestos es propio de los gobiernos socialistas en España, porque en el 1992, con el ministro Solchaga al frente de economía no hubo una, sino dos subidas del IVA, del 11% al 15% y el resultado fue que cayó la recaudación un 11% porque las familias cambiaron sus hábitos de consumo. Y es que la subida del IVA, reduce la renta disponible de los hogares, provoca una caída del consumo y por extensión de la producción y del empleo. Estos son impactos negativos en la actividad económica y por lo tanto en la recaudación.

La evidencia empírica demuestra que los procesos de reducción del déficit, para que sean exitosos, se tienen que llevar a cabo reduciendo el gasto y no aumentando los ingresos. Sin embargo, este Gobierno desde el año 2004 ha aumentado el gasto público un 57,8%, y ahora se ve obligado a aumentar los impuestos para financiarlo. El gasto no financiero del Estado ha estado creciendo por encima del incremento del PIB nominal desde 2007, y este es el verdadero problema del Gobierno. El Gobierno de Zapatero por poner un ejemplo gasta un 41,5% más en personal que el del PP. Los gastos de personal han pasado de 19.485 millones de euros en 2004 a 27.572 millones de euros en 2010. Las medidas del Plan E no han servido para nada. Desde que se puso en marcha el Plan E la ocupación ha caído en 1.200.000 personas.

COMUNIDAD DE MADRID

El vicepresidente y portavoz regional, Ignacio González, aseguró que la Comunidad de Madrid renunciará al cien por cien de la recaudación procedente de la subida de dos puntos porcentuales del IVA y aseveró "que el Gobierno autonómico tendrá que pagar 36 millones de euros más como consecuencia del incremento de la presión fiscal".

Según cálculos del Ejecutivo regional, cada familia tendrá que pagar al año 350 euros más por este concepto de lo que paga ahora, que hará que un hogar medio tenga que asumir un gasto de 12 euros más que la media nacional. La subida de dos puntos porcentuales del tributo para la media nacional será de 344,30 euros, y para un hogar medio madrileño será de 356,47 euros. Así Ignacio González también manifestó que "Si a todo esto se suma la eliminación de los 400 euros y el incremento de la presión fiscal en el IRPF, resulta que el coste total de las medidas fiscales del Gobierno del Rodríguez Zapatero para una familia madrileña será de 882 euros". El Vicepresidente también expresó que el sector más afectado sería el turismo, que "la vuelta al cole" para las familias será más dura, y que la vivienda se encarecerá, siendo los madrileños los más afectados, ya que el precio de la vivienda en la Comunidad es mayor".



volver al índice