volver al índice


Fuente: La Razon - 20 de abril de 2012


Los 51 trabajadores del PSM no cobran desde febrero. Su líder quiere rebajarles el sueldo un 10 por ciento. El partido ha elaborado un plan de viabilidad y recortará 800.000 euros en gastos este año, todos en personal.

El "secreto" de Gómez con el pago de las nóminas salió ayer a la luz en la Asamblea.

Tomás Gómez no paga. Durante el debate del pleno de la Asamblea, fue la presidenta regional quien destapó las deudas del líder del PSM con sus trabajadores. El portavoz socialista exponía durante su intervención el caso de una madrileña, Carmen, que está pasando por una complicada situación económica tras los últimos incrementos en las tarifas del transporte público o el IBI. La respuesta de Aguirre dejó al socialista con los ojos como platos. La presidenta quiso devolver el envite con otro ejemplo real y le contestó: "¿Cómo se sienten los trabajadores del Partido Socialista de Madrid a los que lleva dos meses sin pagar?". Resulta que, como confirmarían minutos después a este periódico algunos de los afectados, el PSM aún hoy no ha ingresado en las cuentas de sus trabajadores el sueldo correspondiente al mes de marzo. "No hemos cobrado la última nómina", aseguró uno de los 51 asalariados del PSM, que no dudó en relatar la complicada situación laboral que están viviendo en el partido desde las últimas elecciones autonómicas.

El pasado lunes el comité de empresa, presidido por un hombre de confianza de Gómez, convocó a los empleados del PSM para informarles sobre la situación económica del partido. Al parecer, la dirección de los socialistas madrileños ha elaborado un plan de viabilidad para rescatar su empresa. En concreto, los cálculos de los de Gómez hablan de un necesario ahorro de 800.000 euros al año para seguir adelante en las mismas condiciones que hasta ahora. Sin embargo, según los empleados, todas las soluciones a la debacle e económica pasan por recortes en sus sueldos. Así, aseguran que les han ofrecido una rebaja en sus retribuciones del 10% si no quieren perder sus puestos de trabajo.

El pasado mes de agosto, el PSM añadía a la lista del paro los nombres de 9 de sus empleados que no dudaron en denunciar al partido por despido improcedente. Cinco meses después, en enero, el Tribunal Superior de Justicia les daba la razón anulando sus bajas y, obligando a readmitirles en las mismas condiciones.

A pesar de las dificultades económicas que atraviesa, mantiene el alquiler de su sede en un edificio emblemático del centro de Madrid, como es el Palacio de la Prensa, es uno de los "lujos" que, según sus trabajadores, se permite Tomás Gómez a pesar de haber reducido drásticamente sus ingresos. Pero no es el único. Algunos de los empleados del PSM aseguraron que de las arcas del partido salen partidas hasta para pagar una plaza de garaje en Callao para que el secretario general de los socialistas madrileños guarde su moto a buen recaudo. "Tiene coche oficial que paga la Asamblea, pero para pagar una plaza de parking a Tomás sí que hay dinero todavía", explicó indignado un trabajador de los socialistas.


volver al índice