Fuente "La Razón" - marzo de 2012


volver al índice


José María Fraile es el alcalde socialista de Parla, el cuarto municipio con más deuda a proveedores de España

No ha pagado aún las nóminas de febrero, pero el alcalde de Parla sí abona las facturas de su chófer o de organizaciones afines al PSOE

En febrero, el Ayuntamiento de Parla abonó a los trabajadores municipales sólo el 40% de sus nóminas, además del 60% de la correspondiente al mes de enero, que, tras cuatro semanas, todavía estaba pendiente. Quedaba en el aire el día en el que el equipo de Gobierno municipal decidiera pagar el 60% restante de las nóminas de febrero. El concejal de Hacienda, Fernando Jiménez, aseguró entonces ante los medios que el pago se realizaría en la primera quincena de marzo. Una promesa que el alcalde socialista, José María Fraile, no ha podido cumplir, tal y como han podido comprobar los trabajadores en sus cuentas corrientes.

La postura desde el Ayuntamiento es clara: las nóminas se abonarán cuando se pueda, para lo que ayudaría que la Comunidad de Madrid satisficiera algunos pagos que tiene pendientes con el consistorio. Sin embargo, el Gobierno que dirige Fraile sí ha realizado en los últimos meses numerosos pagos, a pesar de que la legislación local y las propias bases del presupuesto municipal subrayan de forma clara que el primer pago que debe efectuar el alcalde es la nómina de sus trabajadores. Entre los numerosos pagos cabe destacar los realizados a la empresa adjudicataria de las instalaciones deportivas, Parla Sport 10. El 16 de enero se le abonaron 190.668 euros, el 15 de febrero, 112.000, y el 21 de ese mismo mes, otros 27.668. En total, más de 330.000 euros por facturas pendientes desde mayo. A la compañía adjudicataria de la calefacción de los colegios, Petroli, el Ayuntamiento le está pagando con casi un año de retraso. Desde que comenzó el año, las arcas municipales han realizado tres pagos a Petroli por valor de 39.739, 22.182 y de 14.748 euros. El segundo de ellos, con fecha de 18 de enero, fue destinado a pagar las facturas pendientes desde noviembre de 2010.

Otro pago que el equipo de Fraile sí ha querido realizar en este tiempo es el de las casa de niños Pilocha y El Bosque, vinculadas con la Liga Española de la Educación, organización afín al PSOE. El 31 de enero recibieron de las arcas municipales un total de 104.844 euros.

Otras empresas, como la adjudicataria de la limpieza de los colegios públicos recibió en enero un pago de 81.906 euros por servicios realizados en octubre del pasado año. Sin embargo, las trabajadoras de esta empresa cobraron el pasado mes sólo 100 euros, lo que representa el 18% de su nómina. Llevan meses denunciando retrasos en el pago de sus sueldos y ya han anunciado que no tendrán más remedio que movilizarse.

Revisión del coche oficial. En enero, en concreto el día 19, el chófer de Fraile, cuyo sueldo es igual que el del alcalde, recibió dos pagos de 150 euros cada uno. Uno de ellos destinado al mantenimiento del coche oficial, un Volkswaggen Passat, y el otro para manutención del propio chófer. Ese mismo mes, el consistorio renovó su suscripción anual a Europa Press, cuyo coste es de 4.820 euros, y realizó sendos pagos de 3.957 y 3.186 a las revistas "El Derecho" y "El Consultor On-Line". Unos días más tarde, el 9 de febrero, la compañía Carlos Castilla Ingenieros S.A., recibió un pago de 1.524 euros por el mantenimiento del programa de las nóminas realizado entre los meses de octubre y noviembre de 2011.

Dentro de esta política de pagos selectivos, las constructoras UTE Gyocivil y Eifagge percibieron el 31 de enero 476.208 euros por las obras que están realizando en el desarrollo urbanístico del PAU-5.

Por si el horizonote económico de Parla no fuera bastante oscuro y mientras las nóminas de los trabajadores continúan en el aire, Fraile hipotecó el pasado mes de septiembre la recaudación de algunos impuestos (IBI, IVTM e IAE) de 2012, por valor de 14 millones de euros. Estas medidas fueron reprobadas por un informe de la Interventora municipal, que advertía de que la previsión de lo que el consistorio recaudará por el IAE está inflada. Además, señala que la medida vulnera el principio presupuestario de que no se pueden destinar determinados ingresos a gastos concretos y que incumple la prelación de pagos.


volver al índice