volver al índice



Fuente: El MUndo - 27 de septiembre de 2013

UGT estafaba por sistema a la Junta de Andalucía con facturas falsas.

Diversos correos electrónicos entre el responsable de compras de UGT Andalucía, José Miguel Galdeano, y una administrativa de un proveedor habitual del sindicato, la empresa Lienzo Gráfico, en octubre de 2012, confirman la emisión de facturas falsas e infladas a favor de este sindicato.

Sin embargo, el líder en Andalucía de este sindicato, Francisco Fernández Sevilla, insiste sobre el presunto desvío de fondos públicos a distintas actividades, como la barra libre en la feria de Abril de Sevilla en 2010 o pancartas sindicales para una huelga, pretende hacer ver que se trata de casos puntuales o de un error aislado.

Las pesquisas están en manos de la Fiscalía Superior de Andalucía y de varios juzgados de Sevilla, que han abierto diligencias sobre este uso fraudulento de los fondos públicos destinados a la lucha contra el paro o a la formación de los desempleados.

De las citadas facturas falsas queda rastro en la respuesta de la administrativa cuando le detalla el listado de albaranes. De las 20 que aparecen en el e-mail, 11 son falsas, presuntamente, ya que no cuentan con ningún albarán asignado; es decir, la empresa de impresión no ofreció ningún servicio al sindicato, sólo la factura falsa.

En los correos electrónicos, el sindicato y Lienzo Gráfico tratan de cuadrar el "bote" o "saldo a favor" de UGT en la empresa, que resulta de inflar o falsear previamente facturas que el sindicato terminaba endosando a la Administración.

Según los cálculos del director de compras de UGT , el "bote" -como él denomina al saldo de facturas infladas- asciende a 88.413,09 euros. Sin embargo, su proveedor le corrige y le hace ver que la cantidad es mucho mayor. Así, el 6 de noviembre de 2012, el sindicato contaba con un saldo de 123.964,94 euros a su favor, detalla el correo que se reproduce en estas páginas.

UGT estafaba por sistema a la Junta de Andalucía con facturas falsas.

Tanto UGT como su proveedor sacan tajada. El sindicato consigue un saldo a su favor en la empresa que luego emplea a su antojo, mientras que la empresa recibe por adelantado enormes sumas de dinero, ya que UGT abona el precio del servicio y también la cantidad inflada. La única perjudicada es la Administración, que termina pagando sumas desproporcionadas o infladas por los servicios.

De hecho, por 1.000 libros sobre la igualdad entre mujeres y hombres en las PYMES andaluzas, que subvencionaba la entonces Consejería de Empleo, la Junta pagó el triple de lo que costaban, según se puede constatar en las facturas y albaranes adjuntos.

Según informa EL Mundo, se trata de la factura A/531 que Lienzo Gráfico Impresores cargó a UGT el 14 de julio de 2011 por los 1.000 libros, con un coste de 9.621,43 euros, dentro del programa Difusión del mercado de trabajo. El valor real de los libros era mucho inferior, según se puede apreciar en el albarán número 668, en el que la citada empresa certifica que los ejemplares cuestan en realidad 3.069 euros. Por lo tanto, a la Junta de Andalucía le colaron una factura por más del triple de esta cantidad.

Hay un documento de Lienzo Gráfico con el título Resumen UGT que vincula la factura A/531 con el albarán 668. Por el mismo producto, los 1.000 libros, se genera el citado albarán de 3.069 euros -el coste real de los libros- y una factura "por adelantado" de 5.084,75 euros -la cantidad inflada-, que suman los 9.621,43 euros que termina pagando la Junta.

Además, las facturas infladas no sólo se cargaron a Empleo, sino a otros departamentos de la Junta, dentro de un proceso instaurado desde hace años en el sindicato y sólo entre los proveedores habituales y de confianza, según pudo saber este diario en fuentes solventes.

La administrativa de Lienzo Gráfico le aclara al responsable del sindicato en su e-mail que hay "albaranes que han ido a cuenta de facturas emitidas por adelantado y de las que aún queda importe a favor de UGT". Ese importe a favor es el saldo generado por las facturas que han ido inflándose, y que en noviembre de 2012 ascendía a 124.000 euros.

Barra libre

Al falsear e inflar las facturas, también se están desviando fondos públicos destinados a la lucha contra el paro o la concertación, como viene documentando EL MUNDO. Un ejemplo claro de este desvío son los 12.716,23 euros que costó una cena con barra libre en la Feria de Abril de 2010 para sindicalistas que terminó pagando la Junta con cargo a los gastos de representación del sindicato en la negociación colectiva.

La pancarta que portaba el entonces secretario regional de UGT-A, Manuel Pastrana -que abandonó el cargo por enfermedad en mayo- en la cabecera de la manifestación en la huelga de 2010 fuera endosada a un curso de formación de celadores sanitarios financiado por la Junta.

La factura la emitió Gráficas Olimpia, una empresa que tiene como administrador único al concejal de Urbanismo y portavoz del PSOE en Morón de la Frontera, Ignacio Cala. Lienzo Gráfico, uno de los proveedores habituales de UGT-A, es la empresa que imprimió los 183.000 ejemplares del número 22 de la revista del sindicato, así como un coleccionable, por los que cobró 29.774,94 euros. UGT pagó la impresión y distribución de la revista que elabora para sus afiliados con fondos de formación profesional para parados.

El secretario de Comunicación de UGT en Andalucía, José Ginel, indicó al EL Mundo que el sindicato no ha falsificado ninguna factura. "Ni falsificamos facturas ni le pedimos a ninguna empresa que lo hiciera", señaló el portavoz sindical. Sobre los albaranes y facturas infladas del proveedor habitual del sindicato, la empresa Lienzo Gráfico, Ginel apuntó que van a recabar toda la información para que la analice la comisión de investigación interna que ha creado UGT, después de que EL MUNDO destapara el presunto desvío de fondos públicos que han servido para financiar desde una cena con barra libre en la Feria de Abril de Sevilla hasta los rótulos alusivos a una huelga general en un autobús o la revista del sindicato.


volver al índice