volver al índice



Fuente: Fuencarralelpardo.com - 16 de junio de 2017



Dentro de las propuestas priorizadas por el espacio presencial de los presupuestos participativos del Distrito, nos encontramos la propuesta de eliminar el estanque del Parque de la Vaguada, para instalar una pista de Skate Park.

Desde el Partido Popular, nos unimos a la voz de los muchos vecinos que se están oponiendo a esta medida, que rompería la armonía de uno de los parques más emblemáticos de nuestro Distrito. No nos oponernos a que se construyan pistas de Skate Park, lo hemos defendido en plenos de la Junta Municipal, sino que pedimos que se ejecute otros puntos del Distrito.

Es momento de recordar, la historia de este parque y como llego hasta nuestros días, y la obligación que tenemos todos de cuidarlo.

Corría el año 1980 cuando Javier San José Marqués ganaba el primer premio del Concurso Nacional de Arquitectura "Centro Cívico La Vaguada" para diseñar el espacio que actualmente conocemos como Parque de la Vaguada y los edificios que lo rodean.

En los años 70 lo vecinos, bajo el lema "La Vaguada es Nuestra", logró evitar que todo el solar situado entre lo que actualmente serían las calles Monforte de Lemos, Ginzo de Limia, Betanzos y la calle 30 se convirtiese en centro comercial. Llegando a un acuerdo entre los propietarios del terreno y el ayuntamiento para dividir el uso del suelo en lo que actualmente conocemos: el centro comercial La Vaguada y el parque de La Vaguada, con todo su entorno.

Portada de ABC del 28/09/1979, anunciando el desbloqueo de la obra de La Vaguada. Pulsa para leerlo

Artículo de ABC del 16/11/1980, anunciando el proyecto ganador del complejo Vaguada. Pulsa para leerlo

Llegado el año 1980, con César Manrique al mando del proyecto arquitectónico del nuevo centro comercial y Javier San José del resto del espacio público, se comenzó a ejecutar el espacio que a día de hoy disfrutamos. Desarrollado entre 1982 y 1986, no sería los años 90 cuando se inaugurarían los principales espacios públicos: en 1990 se inauguraría la Biblioteca de La Vaguada, hoy José Saramago, y en 1992 sería el turno del Teatro de Madrid, hoy pendiente de Ahora Madrid ejecute el proyecto de renovación, que parece que no acaba de arrancar.

Sin embargo, este espacio, tal y como lo conocemos, podría cambiar. Ya que a los presupuestos participativos ha llegado una propuesta para sustituir el estanque del parque de la Vaguada por una pista de skate park. Presentada por la vicepresidenta del foro local, Carmen Espinar, y que ha recibido, con la sorpresa de muchos, el apoyo del espacio presencial del distrito.

Carmen Espinar expone en la propuesta "que la gente joven del barrio del Pilar", obviado que somos un barrio cada vez más envejecido, "carece de espacios propios donde poder desarrollar diferentes actividades al aire libre, quedando reducidas sus posibilidades a las pistas deportivas tradicionales. Los parques existentes atienden solo y en parte los requerimientos infantiles de espacios propios, pero no de los jóvenes".

Asegura que "desde hace tiempo y diferentes entidades se viene poniendo en cuestión la utilidad del estanque existente en el parque de la Vaguada". Tema que nos resulta curioso, ya que nunca hemos oído planteamientos similares hasta que se puso sobre la mesa. Y propone eliminarlo y construir en el mismo lugar diversas pistas de skate.

Las reacciones vecinales no se han hecho esperar, tanto a nivel personal como en Redes Sociales. Todas ellas centradas en una mismo denominador: Si quieren construir nuevas cosas, que no sea a costa de destruir otras. El estanque cumple su función estética, relajante y un bálsamo para la vista en esta infernal ciudad.

Este tema fue debatido en la Mesa de Urbanismo del Foro Local, encontrado un rechazo de muchos de los asistentes ante la idoneidad de la propuesta. Llegando a la conclusión de que el parque necesita una remodelación e instalaciones para pequeños y mayores, nuevos bancos y pérgolas de sombra. En declaraciones a Fuencarral-El Pardo.com, algunos vecinos han considerado "un despropósito el instalar un parque de este tipo junto a una biblioteca debido al ruido que ocasiona".

El compromiso del Ayuntamiento de ejecutar todas las propuestas con más apoyos en los presupuestos participativos supone que, si la propuesta obtiene los apoyos suficientes, se ejecute, pese a que el sistema sólo permite dar apoyos positivos, y por tanto, no contabiliza las críticas u oposiciones a la propuesta. La misma oposición que hace 40 años permitió convertir ese espacio en un parque público, hoy puede cambiarla.

Desde el Grupo Municipal Popular y el Partido Popular, nos oponemos a que esta medida se ejecute, consideremos que existen otros lugares donde puede y deben instalarse pista de este tipo. Incluso opinamos que deben ser instaladas en barrios de población más joven.


volver al índice