Constitución Española: Escudo protector de los españoles

volver al índice

12 de diciembre de 2009



La crisis sigue azotando a los españoles, y el Gobierno continua sin tomar medidas, parece como si "la cosa" no fuera con ellos. Por el contrario y para intentar desviar la atención de la opinión pública, se ocupa e introduce cuestiones en el debate político, que no están entre las preocupaciones de los españoles, para de este modo levantar polémica y división, evitando que se hable de su incompetencia para afrontar la crisis.

Por este motivo ahora se le ha ocurrido al Gobierno Socialista entretenerse con los símbolos religiosos, pretendiendo quitar los crucifijos de los colegios público y de los concertados, un ejemplo más de las incoherentes decisiones del Gobierno, elevadas a la séptima potencia, porque por esta regla de tres, tendría que quitar como fiesta el 25 de diciembre, o el 6 de enero, o las fiestas patronales, o suprimir la cabalgata de los Reyes Magos… mejor no demos ideas. Pero es evidente que el Gobierno Socialistas no sólo azota a los madrileños sino también a la Iglesia Católica.

Sobre este tema Mariano Rajoy ha considerado que es, "verdaderamente sorprendente" el debate generado tras el acuerdo del Congreso para la retirada de los crucifijos en las escuelas y ha señalado que el Gobierno "está para gobernar y no para meterse en asuntos propios de los padres y de la sociedad"."La historia, la cultura y la tradición española dicen que haya un crucifijo, pero tampoco creo que sea el Gobierno o el Congreso de los Diputados el que tenga que decir si tiene que haber un crucifijo".

Y es que esta actitud autoritaria y abusiva, queriendo controlar absolutamente todas las esferas de actuación de los ciudadanos, viene siendo la tónica en el comportamiento y en las decisiones del Gobierno, el cual en esto días precisamente que estamos celebrando el aniversario de nuestra Carta Magna, se ha cubierto de gloria, olvidando sus importantes preceptos, al tomar decisiones muy controvertidas, que han tenido una oposición enérgica de los españoles.

Así nos encontramos con la pretensión de censura, del Gobierno Socialista, de cerrar páginas Webs sin autorización judicial, o con el descontrolado monstruo de Rubalcaba: SITEL de escuchas telefónicas, o con la propuesta de querer imponer por ley las molestias, a los afectados por el tráfico aéreo. La verdad es que estas cuestiones no concilian bien con el derecho de información, con el derecho a la intimidad o con el derecho a la tutela judicial efectiva, artículos 20,18 y 24 respectivamente de la Constitución Española .

A esto hay que añadir que nuestra Presidenta Aguirre tuvo que comparecer hace unos días en el Congreso de los Diputados, para solicitar equidistribución en la financiación autonómica. La Presidenta ha planteado un sistema de financiación "justo" para todos los españoles de forma que los criterios aplicados sean los mismos para todas las comunidades autónomas. Esta proposición de ley "gira en torno al principio de solidaridad" recogido en el artículo 2 de la Constitución, cuyo objetivo es el de "velar por el establecimiento de un equilibrio económico adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español", evitando desigualdades.

Y por supuesto no podemos olvidar unas de las mayores intromisiones en la esfera privada de la familia, que ha protagonizado el Gobierno: permitir a las niñas de dieciséis años abortar sin autorización de sus padres, ¿cómo se puede compatibilizar esta idea, con el artículo 12 de la Constitución, que habla de mayoría de edad a los dieciocho años?.Si esto es lo que está pasando hoy, qué sería de nosotros sin La Constitución Española, Norma de todos y para todos.

Pero no sólo los españoles tenemos que soportar día tras día, esta beligerancia del Gobierno socialista contra los derechos y libertades constitucionales, sino que además día tras día también el Gobierno, nos muestra su debilidad y su incompetencia en la gestión de la política exterior, y no estamos hablando ni de una ni de dos actuaciones negligentes, sino de muchas desde que llevan gobernando. En estos días hemos sido testigos por ejemplo de su ineficiente y lenta gestión en la resolución del secuestro del pesquero Alakrana, de su torpe y pésima política diplomática para solucionar la situación dramática de la activista saharaui, y de su debilidad dejándose humillar por Marruecos en el incidente de Gibraltar.

Esta incompetencia y esta debilidad en la gestión de los conflictos exteriores, transmite intranquilidad, inseguridad y desconfianza a todos los ciudadanos españoles, que vemos que tenemos un Gobierno que no está preparado para afrontar momentos de crisis sea del tipo que sean, y vemos que a pesar de las enormes meteduras de pata, nadie dimite, y nadie asumen responsabilidades, eso sí lo que se les da muy bien, es echar balones fuera, y echar la culpa a los demás de todo, esta vez por ejemplo en el caso de Aminatu Haidar, según la Vicepresidenta Primera, la culpa la tiene la policía de aduana española, ES LAMENTABLE!.


volver al índice