¿Alguien me escucha?
El lado oscuro de los gobiernos socialistas: episodio n° 3°

volver al índice

10 de noviembre de 2009


¿Cómo es posible que Rubalcaba, siempre esté relacionado con los episodios más oscuros del gobierno? ¡CASUALIDAD!.

Ahora anda enredado con el tema de las escuchas telefónicas, un monstruo tecnológico en manos de Rubalcaba: SITEL, el cual anda sin control judicial, con la cuerda muy larga y sin las limitaciones lógicas que cualquier escucha debe tener mediante autorización judicial.

Esteban González Pons, Vicesecretario de Comunicación del PP, ha manifestado que SITEL debe ser utilizado para combatir el terrorismo, el narcotráfico en definitiva el delito, pero debe estar limitado para evitar que por ello, se traten como delincuentes al resto de los españoles.

También González Pons ha significado que el PP no pide que "se anulen los juicios en los que se ha utilizado SITEL" sino que "a nadie en España se le deje sin derechos civiles por el solo hecho de que vaya a ser juzgado" el PP tampoco dice "que no se graben conversaciones con autorización judicial" sino que "cuando se grabe a un ciudadano el juez esté al corriente de todo lo que se le va a grabar", lo cual es lógico y obligado por Ley.

En definitiva el dirigente del PP destacó que el Gobierno Socialista se enfrenta a un problema: "La Constitución exige que los derechos fundamentales y las libertades públicas sólo sean suspendidos por Ley Orgánica, y SITEL no tiene Ley Orgánica. Si ahora aprueban una Ley Orgánica para legalizar SITEL, Rubalcaba y Alonso tendrán que asumir la responsabilidad política de haber utilizado la máquina durante seis años sin ningún tipo de cobertura normativa".

Todavía hay algunos, que no entienden que el poder que le otorgan las urnas, no es ilimitado, que nadie está por encima de la ley, y que el mandato que tienen es dirigir España, con respeto a la Constitución, a las leyes, y a los derechos y libertades reconocidos a los ciudadanos. España es un país democrático y no el cortijo de nadie.


volver al índice