volver al índice



Fuente: ABC - 11 de octubre de 2012

El Partido Socialista de Madrid ha emprendido una campaña contra el segregacionismo en las aulas, y además, ha responsabilizado al Gobierno de la Comunidad de Madrid de la existencia de centros que separan por sexos. Sin embargo, numerosos dirigentes socialistas también apoyaron este tipo de iniciativas cuando ellos también ocupaban algún cargo de Gobierno o lideraban algún municipio.

Destaca por encima de todos el caso de Enrique Cascallana. El actual senador y diputado regional del PSM fue alcalde socialista de Alcorcón entre 2003 y 2011. Durante su mandato agilizó todos los trámites para el concierto de dos colegios concertados de educación diferenciada Andel y Fuenllana (del Opus Dei). Andel, de educación para chicos y Fuenllana, solo para chicas. Además, supervisó las obras del mismo en una visita el 16 de julio de 2004 junto con sus concejales de Urbanismo y Educación. En la visita les acompañaban tres personas de la promotora de los colegios Andel y Fuenllana para explicarles el proyecto.

Tomás Gómez también tiene un pasado en este sentido. En su época como alcalde de Parla, el líder del PSM presentó el libro "Por qué la Iglesia" de Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación. Fue el 25 de abril de 2005. Allí hizo la siguiente reflexión: "El Estado no puede ni debe perder de vista la tradición cristiana en nuestro país, la realidad de los valores de nuestra sociedad y debemos tener certeza que la pérdida de esos valores, de esos valores como los valores de la familia, del concepto de Justicia, de solidaridad social. La pérdida de esos valores no es otra cosa que desvertebrar, que desestructurar nuestra sociedad y que se puede obscurecer el horizonte de futuro y de las futuras generaciones".

Y añadió: "La Iglesia hoy tiene un papel activo, no sólo en Parla, no sólo en Madrid, no sólo en nuestro país, tiene un papel activo. No sólo tiene la tarea de la educación, no sólo tiene una tarea social, no sólo tiene una tarea de voluntariado social (...). La Iglesia -decía- tiene un papel más importante que el de ser referencia en la estructura social, que el de ser referencia en la superación de los problemas, de los nuevos problemas que se pueden generar en esa nueva realidad social".

Otra contradicción es que desde el PSM se critique la educación diferenciada, cuando en las filas de su grupo parlamentario hay diputados que estudiaron en este tipo de colegios. Es el caso de Juan Segovia Noriega, Secretario General de la Agrupación Socialista de Fuencarral - El Pardo, estudió en el colegio El Prado de Mirasierra, promoción de 2000, un colegio católico, gestionado por el Opus Dei y de educación diferenciada. El colegio pertenece a Fomento de Centros de Enseñanza.


volver al índice