volver al índice



Los cambios afectarán tanto al sistema de zonas de escolarización como a los criterios de admisión de los centros educativos.

Nos se quiere baremos que penalizan a familias a la hora de elegir centro.

El nuevo baremo entrará en vigor para el curso 2012-2013

Esperanza Aguirre incorporará el próximo curso escolar una profunda reforma educativa que pasa por la puesta en práctica de nuevos criterios de admisión a los centros y que convertirá a la Comunidad en zona única educativa en el curso 2013-14. El objetivo es mejorar y aumentar la libertad de los padres para elegir centro (público o concertado) para sus hijos o. Y es que la medida que ya está en el Consejo Escolar y que la presidenta de la Comunidad podrá en marcha en el proceso de admisión de alumnos para el próximo curso 2012/13 es pionera en España.

La eliminación del criterio de proximidad se hará paulatinamente. En el caso de la Comunidad, en dos fases.

La primera se pondrá en práctica esta primavera y supondrá que en 164 de los 179 municipios ya no habrá zonas de influencia de los centros; es decir, todos los niños que opten a un colegio dentro del municipio donde estén empadronados tendrán 4 puntos. Además, desaparecerán los dos puntos que se daban por vivir en las zonas limítrofes a las zonas de influencia del centro y se otorgarán 2 puntos a los niños que vivan en cualquier punto de la Comunidad de Madrid y que opten a un centro que no esté en su municipio. De esta manera, todas las familias de la región sumarán puntos por proximidad.

En esta primera fase o periodo de prueba o de transición hacia el área única escolar- habrá 15 municipios (Madrid, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla, Alcalá, Algete, San Sebastián de los Reyes, Rivas, Torrejón de Ardoz, Boadilla, Villalba y Galapagar) donde las zonas internas aún no se eliminarán totalmente, pero sí se reducirán sensiblemente.

Y es que en el curso escolar 2013/14 laeliminación de las zonas de proximidad será absoluta, la Comunidad se convertirá en área única educativa y el lugar de residencia dejará de ser un impedimento para los padres a la hora de escoger centro para sus hijos. A partir de este momento, todos los niños, vivan donde vivan dentro de la Comunidad, tendrán cuatro puntos, frente a los de fuera de la Comunidad, que no tendrán ninguno. Así, todas las familias tendrán los mismos puntos por domicilio o lugar de trabajo.

Pero el de proximidad no es el único criterio que cambiará este año. La Consejería de Educación se ha propuesto que una misma familia tenga a sus hijos matriculados en distintos colegios, por ello dará por tener hermanos matriculados en el centro la mayor puntuación de la tabla: 8 puntos (ya sea uno o varios hermanos). Además, se eliminará el punto que se daba a celiacos y alérgicos a alimentos, ya que la Ley de Seguridad Alimentaria obliga a los colegios desde 2011 a tener menús adaptados.

Otra de las novedades es que se introduce el criterio antiguos alumnos, de tal manera que se dará 1,5 puntos a los hijos de ex alumnos para aumentar el vínculo de las familias con los colegios. Además, los puntos por renta se otorgarán únicamente a las familias beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción, que regula la Consejería de Asuntos Sociales. A éstos se les da 2 puntos y se elimina así el criterio del IPREM, con lo que se espera evitar fraudes y dar puntos sólo a los más necesitados. No se tocarán, al menos en el próximo curso, los puntos por familia numerosa, por discapacidad y el de libre disposición de los centros.

Por último, a partir del próximo curso escolar se eliminará la adscripción única de colegios a institutos, una medida que mermaba la libertad de las familias para elegir y que se había puesto de manifiesto en los últimos años con los colegios bilingŁes a través de la demanda de los padres de que sus hijos continuaran en institutos bilingŁes que no se encontraban en su zona de proximidad o que no estaban adscritos al centro de origen.

Desde el primer punto se trata de avanzar hacia una promesa que hizo Esperanza Aguirre antes de las elecciones autonómicas de mayo pasado, cuando propugnó que los padres podrán elegir libremente el colegio de sus hijos independientemente de la zona en la que residan.




volver al índice