volver al índice


Madrid, 22 de diciembre de 2012

Estimados afiliados de Fuencarral-el Pardo,

Como todos sabéis, el pasado lunes día 17, se celebró la Asamblea de nuestro Distrito en la sede del Partido Popular.

Nos presentábamos dos candidaturas: la encabezada por el afiliado, ex portavoz de los vocales en la Junta de Distrito y ex secretario de la Presidenta de la Asamblea en la Comunidad de Madrid, de la anterior legislatura, Alfonso Sanjorge; y la encabezada por mí, como actual Presidenta, presentándome a la reelección por segunda vez.

La jornada se hizo larga y no falta de tensión. Pero la sensatez y la madurez de la mayoría de afiliados, que esperaron hasta pasadas las nueve de la noche para conocer los resultados, y la tolerancia y el saber hacer del equipo de personas que me acompañaban se impusieron y pudo concluir el día con la alegría y felicidad que todos deseábamos.

El trabajo y esfuerzo de las últimas semanas se veían recompensados generosamente. Primero, por la alta afluencia de afiliados que para un evento de estas características suelen asistir; y, en segundo lugar, por el resultado tan satisfactorio que conseguimos. Al final, fueron 450 los afiliados que votaron y 301 los que me dieron su confianza para los siguientes cuatro años.

Un importante resultado del que inmediatamente se hicieron eco, con su cariñosa y sincera felicitación, la Presidenta Esperanza Aguirre, el Presidente de la Comunidad, Ignacio González y el Secretario Regional Territorial, Borja Sarasola.

Ser Presidenta de un distrito del Partido Popular, no es solo, como algunos pueden pensar, el tener un puesto bonito que te permita estar presente en actos importantes de partido, o figurar en celebraciones o congresos atractivos e interesantes donde están los medios de comunicación. Significa mucho más: significa trabajo, esfuerzo y sacrificio personal; significa quitarle tiempo a tu familia y a tu ocio personal; significa liderar un equipo de personas que al igual que tú, de forma desinteresada y no remunerada, tienen que explicar, enseñar y manifestar el ideario y el programa político del partido. Y representa, sobre todo, una responsabilidad, si quieres hacer bien las cosas, de la que depende la confianza de miles de personas, afiliados y simpatizantes, que difícilmente puedes defraudar. La Sede de Distrito es el enlace más directo de los ciudadanos con el partido. Y muchas veces, de este compromiso depende el resultado electoral en la circunscripción.

Pero también es verdad, que cuando se tiene vocación política y de servicio, y crees en unas ideas y en unas personas, todo ese trabajo pasa a un segundo plano; y solo unas palabras de aliento de unos cuantos simpatizantes o un buen resultado en unas elecciones, te recompensan del esfuerzo realizado y proporcionan optimismo para seguir adelante e intentar hacerlo aún mejor.

Con estas palabras quiero mostrar mi agradecimiento a todos los afiliados que depositaron su confianza en nuestra candidatura, comprometiéndome a no defraudar y a llevar a nuestro Distrito de Fuencarral-el Pardo a las cotas más altas de presencia y resultados electorales. ¡Gracias a todos, de corazónů!

Por último, quiero mostrar mi admiración personal y profesional por las personas que me van a acompañar durante los próximos cuatro años en el nuevo y renovado Comité Ejecutivo, personas en las que tengo depositadas la mayor de mis confianzas y con las que me atrevo a cumplir con cualquiera de los objetivos pronosticados.

Aprovecho la ocasión para desear a todos los afiliados y simpatizantes de Fuencarral-el Pardo unas muy FELICES FIESTAS Y PROSPERO AñO 2013, LLENO DE PAZ Y FELICIDAD.

Un abrazo muy fuerte.

Elena González-Moñux.
Presidenta del Partido Popular de Fuencarral-El Pardo


volver al índice