volver al índice


Fuente: La Gaceta - 29 de abril de 2012


UGT y CCOO despiden con Indemnizaciones de 20 días.

Los sindicatos están sirviéndose de la reforma laboral contra la que convocaron la última huelga general.

En los último seis meses las centrales han despedido a reducido los ingresos de casi 1.000empleados.

Justifican la reducción de personal en la bajada de subvenciones.

Aprovecharan el verano para realizar ERE temporales.

Tras la victoria del Partido Popular en las elecciones generales del 20 de noviembre pasado, las dos principales centrales sindicales españolas se han lanzado a la reducción de sus plantillas. Desde meses antes de la toma de poder de Mariano Rajoy, en diciembre de 2011, hasta pocos días después de la pasada huelga general, el 29 de marzo pasado, casi un millar de empleados de Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC OO) han visto modificadas sus condiciones laborales o han sido despedidos.

Llama la atención ver cómo, en muchos de los casos, se han aplicado modalidades aprobadas en la reforma laboral implantada por el Ejecutivo del Partido Popular. Una reforma que ha llevado a los sindicatos a convocar una huelga general por considerar las medidas una merma en los derechos laborales de los trabajadores.

Desde de UGT y CC OO niegan que se esté aplicando la nueva normativa laboral en los despidos que están realizando, pero ya son varios los casos de denuncias por recurrir los sindicatos a estos procedimientos.

Entre 500 y 600 empleados directos de las centrales dirigidas por Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez han perdido su empleo en los últimos meses. De ellos, los que fueron despedidos antes de la entrada en vigor de la reforma laboral, el 13 de febrero pasado, cobraron la indemnización de 45 días por año trabajado. A los despedidos después no se les aplicó este criterio.

Otra técnica incorporada por los sindicatos a su modus operandi en la reducción de costes laborales ha sido la de los ERE selectivos y los cambios unilaterales en las condiciones de trabajo.

Así, los parados contratados por el sindicato de Méndez para el programa Orienta denunciaron recientemente que se les había aumentado cuatro horas de trabajo a la semana sin que se produjera un incremento del sueldo. Cuando se quejaron al sindicato, responsables del mismo les informaron de que si no lo aceptaban rescindirían sus contratos aplicando los artículos de la actual reforma.

En las delegaciones de las dos centrales sindicales en Cataluña se están produciendo negociaciones en la actualidad con el objeto de reducir la plantilla en un 20%, ofreciendo 25 días por año trabajado.

En Castilla-La Mancha/span>, el sindicato de Toxo ha presentado un ERE que afecta a 37 de los 190 empleados fijos que tiene en plantilla de forma directa.

El sindicato UGT ha funcionado de manera similar. En Castilla-La Mancha despidió, a principios de 2012, a 31 personas. En ningún caso se pagaron los 45 días por año trabajado recogidos en la anterior legislación laboral. Previamente ya habían aplicado un ERE temporal que había afectado a 16 de sus asalariados.

En Aragón, 123 de sus 138 empleados padecen un expediente de regulación temporal de 45 días prorrogables. La misma técnica han usado para 70 de sus empleados en el Forem (Fundación Formación y Empleo); de ellos, 54 padecerán un ERE temporal y 16 una reducción de jornada y salario.

CC OO ha despedido a 20 empleados en Navarra.>/span>

En Valencia, aplicarán un recorte de personal que rondará el 25% del total de la plantilla; de esta manera, prescindirán de casi 30 de sus 120 contratados. De momento, seis ya han sido despedidos con indemnizaciones pactadas, pero que son muy inferiores a las que se aplicaban antes de la reforma laboral.

A una docena de despedidos en CC OO de Cantabria, se les ofreció una fórmula intermedia entre los 20 días del nuevo modelo y los 45 previos al cambio. En la misma comunidad, UGT ha despedido a 10 empleados sin que haya trascendido la cuantía de sus indemnizaciones ni su base de cálculo.


volver al índice