volver al índice


Elena González Moñux
Presidenta del Partido Popular de Fuencarral-El Pardo



La amplia participación en estas elecciones generales es la más contundente prueba de madurez democrática en estas difíciles circunstancias en las que se encuentra nuestro país. Es de agradecer enormemente a los 10,8 millones de españoles que han depositado su confianza en el PP el inmenso honor y la enorme responsabilidad que nos han otorgado. Ese honor nos obliga a la humildad y al compromiso. Esa responsabilidad lo exige todo de nosotros.

Si nos fijamos en Madrid, el compromiso es doble: son ya 20 años de voto y confianza de los madrileños. En la capital se han ganado las elecciones generales con 878.000 votos frente a las 438.000 votos del PSOE. Y por distritos se ha triunfado en 20 de los 21 distritos de nuestra de nuestra ciudad.

Y quiero dirigirme, muy especialmente, a todos aquellos que han participado de forma directa en este triunfo: afiliados y simpatizantes, apoderados e interventores que han cubierto las más de 250 mesas electorales y, cómo no, a todos los que nos han votado en nuestro distrito de Fuencarral-el Pardo, para decirles desde este primer momento y en nombre de todo el equipo popular del distrito que estamos plenamente decididos a seguir trabajando como hasta ahora, y si es posible un poco más, solo en agradecimiento a los 76.000 votos obtenidos en el distrito, casi 1.000 votos más que en las elecciones de 2008 (solo tres distritos han superado el resultado de 2008). Fuencarral-El Pardo ha sido el distrito que más votos ha aportado al PP de Madrid. Y con el compromiso de anteponer siempre el interés general de nuestro distrito a cualquier interés particular, procurando que por ninguna circunstancia nadie de nuestros más de 3.000 afiliados en el distrito se sienta excluido de esta tarea común.

Han sido muchas las personas anónimas que durante más de dos meses han trabajado de forma desinteresada y generosa en tareas del partido, dedicando parte de su tiempo de ocio y familiar a intentar transmitir de forma sencilla y espontánea el programa electoral del Partido Popular, y por aportar su granito de arena a lo que tiene que ser el gran cambio que España necesita.

Estamos ante una hora decisiva de España, ante uno de esos cruces de caminos que van a determinar el futuro de nuestro gran país, no ya en los próximos años, sino en las próximas décadas. Y, en estos momentos decisivos, es cuando se mide el temple de los hombres y de los pueblos. Y nuestro presidente nacional Mariano Rajoy, está llamado a esta tarea.

Vaya desde aquí mi más sincero reconocimiento personal y agradecimiento de corazón, para todas aquellos que nos han ayudado a ganar estas elecciones en Fuencarral -El Pardo: mayores y jóvenes, mujeres y hombres, afiliados y simpatizantes. Solo gracias a ellos el cambio ha sido posible.


volver al índice