Fuente "larazon.es" - 13 de marzo de 2012

volver al índice



Una radio dependiente del sindicato usa a trabajadores formados sin regularizar su situación laboral. Uno de ellos, parado de larga duración, lleva 9 meses sin cobrar.

Desde su puesto de trabajo observa un cartel de la Unión General de Trabajadores (UGT), uno de los sindicatos mayoritarios encargados de velar por los derechos de los trabajadores. Pero parece que, de nuevo, se vuelve a cumplir eso de "en casa del herrero...". Estamos, concretamente, en una de las salas de control de los estudios de Unión Madrid Radio, un medio de comunicación multimedia dependiente de la Secretaría de Comunicación de UGT-Madrid que, tal y como asegura en su web, "tiene como objetivo luchar por la defensa de los derechos de los trabajadores". Allí ejerce como técnico de sonido desde el pasado mes de junio Francisco Ordás, técnico en realización de eventos audiovisuales y espectáculos desde 2005 y que lleva casi dos años en el paro. Pero, si trabaja, ¿cómo puede estar parado? Sencillo, porque no tiene contrato y tampoco cobra un sueldo. Nada.

"Llegué el pasado verano después de un tiempo sin encontrar trabajo, me hicieron una pequeña entrevista y a los pocos días estaba yo solo en el estudio", asegura Francisco. Al principio, no tuvo problema en estar casi de voluntario porque no tenía nada mejor y confiaba en que a los pocos meses su situación cambiaría. "Estaba en el estudio unas 20 horas a la semana de media, en programas de deportes, de música... y nada mejoraba", comenta. En varias ocasiones preguntó a sus jefes si habría posibilidad, no ya de regularizar su situación, sino simplemente de cobrar algo por poco que fuera, pero las negativas o el silencio eran las únicas respuestas que obtenía. Y eso que al llegar le dijeron que lo de no cobrar era temporal. Es más, hasta el pasado diciembre nunca llegó a firmar ningún documento que acreditase que ejercía una labor en este medio de comunicación y lo que le hicieron firmar hace unos meses fue la "adhesión al proyecto de Altavoz", un programa de formación de estudiantes ligado a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Incongruencia. "Ni soy estudiante ni he estado en la Complutense en mi vida", asegura este joven de 27 años, pese a que en la propia web de Altavoz se aclara que estas prácticas están abiertas a estudiantes de Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas, así como de Comunicación Audiovisual, que tengan aprobado el 50 por ciento de los créditos... Sin embargo, Francisco no cumpliría ninguno de los requisitos, pero se le incluyó en este programa a los seis meses y se le hizo firmar un papel "diciéndome que era un seguro".

Debido a su falta de ingresos, desde hace apenas un mes Francisco tuvo que ir reduciendo las horas que dedicaba a esta radio hasta el mínimo, ya que prácticamente no podía pagarse ni el transporte. Pero no lo quiso dejar por mantenerse activo, "por no estar quieto", apunta, aunque poco a poco la situación se ha ido haciendo insostenible. Y más cuando los sindicatos no dejan de quejarse de los contratos basura, exigir derechos para los trabajadores y de manifestarse contra la reforma laboral.

"Conocen mi situación, pero nadie hace nada. He pedido varias veces algo, una colaboración, un contrato a media jornada o lo que sea, pero no hay forma". Lo sangrante es, tal y como reconoce, que él no es el único caso de este tipo que ha pasado por esta emisora. Varios abogados expertos en Derecho Laboral consultados por este periódico confirmaron la ilegalidad de mantener a un trabajador titulado sin contrato o bajo un supuesto contrato de formación que, además, tampoco se correspondería con la realidad.

Sin embargo, Francisco no tiene de momento en mente emprender acciones legales: "No creo que sirva de nada. Yo lo único que quiero es poder trabajar como una persona más, pero con un sueldo".

Prácticas formativas sin ser estudiante. En el caso de ser estudiante universitario, Francisco sí que podría estar incluido en el proyecto Altavoz, un programa que promociona esta asociación vinculada a la UCM en su web con fecha 2 de marzo. En este anuncio se especifica que los alumnos que quieran hacer prácticas en Union Madrid o en un periódico deben estudiar Periodismo, Comunicación Audiovisual o Publicidad y Relaciones Públicas, además de tener el 50 por ciento de los créditos aprobado. Pero no es su caso y Francisco jamás ha estudiado ni en la facultad de Ciencias de la Información ni en la UCM. Pero le hicieron firmar un simple documento de un folio -le dijeron que era un seguro-, sin ninguna cláusula ni obligaciones, como si estuviera adherido al citado programa formativo.


volver al índice