volver al índice


Fuente: EL- MUNDO - ABC - LA RAZON - 18 de enero de 2015


La gestión de la candidata de IU a la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, cuando era concejala de Rivas Vaciamadrid, acabará en los tribunales. El Partido Popular ha anunciado que presentará en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid una querella criminal contra ella, su padre Raúl Sánchez y, Pedro del Cura, alcalde de Rivas por malversación, tráfico de influencias y prevaricación.

Recordemos los hechos, ya que nosotros si tenemos memoria

En la actualidad en el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se ha creado una comisión de investigación para analizar la supuestamente irregular adjudicación de contratos al hermano de Tania Sánchez en la que participaron tanto ella como su padre como miembros del Gobierno municipal. Donde por programas socioculturales, la cooperativa facturó al Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, en el que ella y su padre eran concejales, un total de 1,2 millones de euros en 6 años.

Ante la comisión de investigación Tania Sánchez negó conocer entonces que su hermano era el administrador. "Sabía que trabajaba en Aúpa", dijo. Por su ignorancia, explicó, no se abstuvo de refrendar las adjudicaciones o se salió de la reunión de la Junta. La Ley de Contratos Públicos obliga a ausentarse en las votaciones de los contratos familiares y ella no lo hizo. Tampoco su padre.

Aunque Héctor Sánchez, su hermano, solo hubiese sido socio, no administrador, legalmente su familia también debería haberlo comunicado al Ayuntamiento. El entonces alcalde, José Masa (IU), asegura que si hubiese sido informado del asunto habría impedido el contrato: "Supone un desgaste político y puede haber manipulación mediática".

La menoría selectiva de la exconcejal de Cultura, hoy candidata a presidir la Comunidad de Madrid, le llevó a asegurar que no sabía que su hermano, Héctor Sánchez, era administrador de la cooperativa adjudicataria, aunque admitió que quizás por el simple hecho de que fuese trabajador tendría que haberlo comunicado por si existía alguna incompatibilidad entre eso y su participación en la Junta de Gobierno que adjudicó el contrato en 2008. Pero, recientemente ha tenido que reconocer que cree que cometió un error en lo que respecta a la adjudicación a la cooperativa de la que era responsable su hermano de un contrato del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid cuando ella era concejal. Eso sí, una vez conocido que durante dos cursos, Tania Sánchez, asistió como alumna a talleres musicales en la cooperativa Aúpa, que dirigía su hermano Héctor. Esto contrasta con sus repetidas afirmaciones de que ignoraba que su hermano fuera el administrador.

Pongamos orden

Recientemente hemos conocido, que supuestamente la pieza angular de la supuesta corrupción es ahora Rafael Martínez Niza. El cual ganó los contratos de las clases de tenis, piscina y pádel entre 1989 y 2009. Los primeros siete años cobró como propietario de la empresa Sport Tennis Professional Service; luego se quedó como apoderado, y compatibilizó el cargo con el de técnico municipal supervisor de esas lecciones deportivas. La incompatibilidad en sus funciones llegó hasta el extremo de que en 2008 Tania Sánchez (concejala coordinadora del área de servicios a la ciudadanía), Raúl Sánchez (edil de Deportes), y el propio Martínez Niza (jefe del departamento de programación de esta última concejalía) firmaron una prolongación del contrato de 425.000 euros a la compañía apoderada por este último. Martínez Niza facturó a Rivas 813.000 euros en sus dos años como funcionario (2006-2008).

En 2009 el Ayuntamiento se percató del "error administrativo" y se hizo cargo de las mismas prestaciones otra empresa, con el mismo administrador de Sport Tennis: Luis García San Cristóbal, llamado a declarar en la comisión.

La situación provoca la fractura IU

La dirección regional de Izquierda Unida y el círculo cercano a Tania Sánchez, mantienen un enfrentamiento tan abierto que les lleva a comportarse como dos partidos. Por primera vez se manifestó el lunes 12, ya que mientras que en Leganés Tania Sánchez se reunió con las bases a espaldas del partido, la ejecutiva denunció en su comisión que el sábado Sánchez celebrará un acto con Alberto Garzón, próximo coordinador general de IU, organizado sin contar con los órganos autonómicos. Algo que produce una "imagen de quiebra organizativa", afirmó la dirección. Mientras, la reunión de la ejecutiva fue calificada por la diputada y su entorno de "autogolpe" en un comunicado.

volver al índice