volver al índice


27 de febrero de 2015


El Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer, pero el mérito corresponde a España y a los españoles.

No necesito traer promesas ni alentar esperanzas porque disponemos de algo mejor, que son hechos sólidos.


En el Debate del Estado de la Nación el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado que los ciudadanos han pagado un precio muy alto durante los años de la crisis, y ha añadido que "no se puede gastar lo que no se tiene ni vivir de prestado, lo más fácil habría sido aceptar las presiones, pero también lo más injusto". En este sentido, ha insistido que la gran medida social de la legislatura ha sido que el Gobierno no pidiera el rescate que muchos le reclamaban.

Rajoy ha iniciado su discurso recordando las prioridades que se marcó en su investidura en 2011: detener la sangría del paro, estimular el crecimiento económico y acelerar la creación de empleo. Según ha repasado, citando datos de enero de 2015, en España hay 74.000 parados menos que en enero de 2012 (primer mes de la legislatura).

El presidente ha recordado que, a su llegada al Ejecutivo, se encontró un panorama invernal, gélido y desolador y ha agregado que, en cuanto al empleo aún queda mucho por hacer, aunque se está mejorando y cubriendo las etapas de forma cada vez más rápida.

Al final del discurso, se ha puesto como próximo objetivo para alcanzar la estabilidad ganar tres millones de empleos netos, objetivo alcanzable si no se cometen torpezas.

En tres años, hemos pasado de ser un país al borde
de la quiebra a ser ejemplo de recuperación.


Hemos cumplido nuestro objetivo:
estamos empezando a crecer y a crear empleo.


Aún nos queda mucho por hacer: mejorar la calidad del empleo,
sostener el crecimiento y mantener el bienestar.


Ya no necesitamos esperanza: el crecimiento es una realidad
y la clave para sostenerlo es perseverar en las políticas.




Principales medidas anunciadas por Mariano Rajoy para consolidar la recuperación y el crecimiento económico.

En 2015, el crecimiento de la economía española alcanzara el 2,4%, cuatro décimas más de lo previsto. El consumo seguirá creciendo en torno al 3%.

La inversión en bienes de equipo crecerá por encima del 7%.

La balanza de pagos por cuenta corriente registrara superávit y la capacidad de financiación de la economía española al resto del mundo superara el 1% del PIB.

Se beneficiaran de un mínimo exento de cotización de 500 euros. Sucederá a la tarifa plana de 100 euros a la cotización por contingencias comunes, que ha beneficiado a más de 200.000 personas.

La cotización a la Seguridad Social de los trabajadores con salarios más bajos se reducirá prácticamente en un 70%.

Los trabajadores con salarios de 1.000€ verán reducidas sus cotizaciones en cerca de un 50% y los trabajadores con salarios más elevados, situados en la base de cotización máxima, verano reducidas sus cotizaciones un 14%.

Se ampliaran las ayudas fiscales para familias numerosas y las que tienen a su cargo ascendientes o descendientes con discapacidad.

Se extenderán estos "cheques familiares" de 1.200 euros al año a las familias monoparentales con dos hijos. Se mantendrá hasta que los hijos tengan 21 años o 25 en el caso de que sean estudiantes.

Estas ayudas se suman a la de 100 euros mensuales para madres trabajadoras con hijos menores de tres años, en vigor desde el año 2002.

Bonificación durante un año del 100% de la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes de los trabajadores autónomos que necesiten reducir su jornada por cuidado de hijos menores de 7 anos o de personas mayores en situación de dependencia reconocida.

Va dirigida a los autónomos que contraten un trabajador que le permita el mantenimiento de la actividad.

Las personas naturales no empresarias podrán utilizar la figura del "acuerdo extrajudicial de pagos", un mecanismo por el cual las PYMES podían negociar con sus acreedores antes de recurrir al concurso de acreedores.

Se reformara el Código de Buenas Practicas Bancarias para que un mayor número de familias se beneficien de sus medidas. Hasta hoy, este Código ha permitido unas 12.000 reestructuraciones viables de deuda y 3.500 daciones en pago. Se incluirá una clausula para que este colectivo vulnerable se pueda beneficiar de una inaplicación definitiva de las clausulas suelo.

Se definirá un nuevo marco jurídico para una Administración totalmente electrónica, interconectada, transparente y con una estructura simple.

Se facilitan las relaciones electrónicas de los ciudadanos: no se pedirán documentos originales y se establecerá un único procedimiento común.

El Gobierno esta poniendo a su disposición nuevos instrumentos de financiación y liquidez para garantizar la prestación de servicios básicos por un importe de 39.869 millones de euros.

Se crea un Fondo Social para financiar las deudas con Entidades Locales que se deriven de convenios en materia de gasto social.

Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: se modificaran las reglas de conexidad para evitar las macrocausas difíciles de concluir y se fijaran plazos máximos : 6 o 18 meses para las causas normales o complejas.

Se revisara el sistema de tasas judiciales. Las personas físicas quedaran exentas de tasas judiciales en todos los ordenes e instancias.

Se reformara la Ley General Tributaria, para incluir medidas como: la publicación del listado de deudores de mayor cuantía; la publicación de las sentencias condenatorias firmes de delitos contra la Hacienda Publica; etc.

Se reformara la Inspección de Trabajo, para reforzar la lucha contra el empleo irregular y el fraude, con una mayor coordinación.

volver al índice