volver al índice


10 de noviembre de 2014


La Comunidad de Madrid creará un nuevo tramo en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que rebajará 1,7 puntos el pago que realizan las personas que tengan rentas inferiores a los 12.450 euros.

Así lo ha expuesto este jueves el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que se ha presentado el Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2015.

Esta bajada es la segunda que realiza el Ejecutivo de Ignacio González en dos años y la tercera del Gobierno popular, ha señalado el presidente, quien ha explicado que a estos personas se les aplicará en 2015 el tipo mínimo establecido en la reforma fiscal aprobada por el Gobierno, que se aplicaba en dos años, de manera que en 2015 se aplicará el 9,5 por ciento.

Esta medida supondrá 60 millones de euros más al año para estas personas.

De esta manera, si se tiene en cuenta la rebaja fiscal de 1,6 puntos en el IRPF llevada a cabo el pasado año y ya vigente en 2014, el Gobierno autonómico ha reducido en estos dos últimos años 3,3 puntos el IRPF, una rebaja fiscal que ha beneficiado más a las rentas más bajas, que han visto minorado su tramo en 2,1 puntos.

Así, un madrileño con una renta anual inferior a 12.450 euros ha pasado a tributar en la cuota autonómica del IRPF un 11,6 por ciento en 2013 a tributar un 9,5 por ciento en 2015. Todo ello se suma a la rebaja en un punto que hizo Esperanza Aguirre en 2007, por lo que en total, la Comunidad ha rebajado en la última década 4,3 puntos el IRPF.

Ignacio González ha afirmado que la madrileña es "la tarifa más baja de todas las comunidades autónomas". Así, respecto a Andalucía o Cataluña, los madrileños se ahorran más de 650 millones de euros, unos 220 euros de media, y respecto a la tarifa estatal aprobada por el Gobierno de la Nación para 2016 los madrileños se ahorran 335 millones de euros, es decir, 112 euros de media por madrileño.

Las familias de clase media (entre 25.000 y 40.000 euros) con dos hijos pagarían un 4,5 por ciento más con la tarifa del Ministerio de Hacienda y un 'mileurista' madrileño pagará en 2015 la mitad que en 2014 (49% menos), unos 341 euros de ahorro.

En su intervención, el presidente también ha relatado que, según sus estimaciones, la nueva rebaja fiscal tendrá un impacto positivo en el PIB regional de tres décimas y supondrá la creación de 13.000 nuevos empleos. Además, gracias a las rebajas fiscales aprobadas desde el año 2003, los madrileños pasarán a ahorrarse 1.150 euros al año en el IRPF en 2015.

Elevación de mínimos exentos para familias

Por otra parte, se van a elevar los mínimos exentos de tributación para las familias. En concreto, se aumenta la reducción del mínimo por descendientes por encima de la modificación llevada a cabo por el Gobierno de la Nación. En el caso de familias numerosas, se aumenta el mínimo por descendientes en un 10 por ciento, alcanzando el máximo permitido por Ley.

Además, aumenta de 1.836 a 2.400 euros anuales el mínimo por el primer descendiente; de 2.040 a 2.700 euros anuales por el segundo; de 4.039 a 4.400 euros anuales por el tercero y de 4.600 a 4.950 anuales por el cuarto y siguientes. Además, cuando el descendiente sea menor de tres años, la cuantía que corresponda al mínimo por descendientes pasará de 2.244 a 2.800 euros. El incremento de estos mínimos supone un ahorro de 36,7 millones para las familias.

Con estas dos medidas que afectan al IRPF los madrileños obtendrán un ahorro de 240 millones de euros.

Se mantienen las deducciones por compra de uniformes

En el caso de las deducciones fiscales ya vigentes, en 2015 se mantienen las deducciones autonómicas existentes en el IRPF, si bien en el caso de algunas se han modificado o ampliado.

En primer lugar, se mantiene la deducción que permite desgravarse por compra de uniformes, así como la relativa al aprendizaje de idiomas extranjeros, tanto si éstos se imparten como actividad extraescolar como si tienen carácter de educación de régimen especial.

Además, se amplía esta deducción a la Formación Profesional Básica, al entenderse que son alumnos en edad de escolarización obligatoria y gratuita.

También se mantiene la deducción en el IRPF por arrendamiento a jóvenes menores de 35 años, que permite deducir el 20 por ciento de las cantidades destinadas por los jóvenes al alquiler de su vivienda hasta un máximo de 840 euros, lo que equivaldría a dos mensualidades de alquiler medio.

Hasta ahora para poder acceder a la deducción había que justificar el arrendamiento presentando una copia del resguardo del depósito de la fianza del alquiler en el IVIMA por parte del propietario, algo que suponía un problema para muchos contribuyentes ya que en ocasiones el propietario se negaba a facilitar dicha copia. A partir del próximo año también se aceptará una copia de la denuncia ante el IVIMA por no haberle entregado dicho justificante el arrendador.


volver al índice